miércoles, 28 de agosto de 2013

Recursos Catequesis 22º Domingo Tiempo Ordinario Ciclo C


Fuente: elrincondelasmelli


Tarjeta para invitar a asistir a Misa:


Fichas para imprimir con pasatiempos y para colorear sobre el 22º Domingo Tiempo Ordinario Ciclo C:
Foto: DOMINGO 1° DE SETIEMBRE 
SEMANA 22° DEL TIEMPO ORDINARIO- CICLO C -
 
Evangelio de Lucas 14, 1.7-14

Foto: DOMINGO 1° DE SETIEMBRE 
SEMANA 22° DEL TIEMPO ORDINARIO- CICLO C -
 
Evangelio de Lucas 14, 1.7-14

Cómic sobre el 22º Domingo Tiempo Ordinario CicloC:


Foto: DOMINGO 1° DE SETIEMBRE 
SEMANA 22° DEL TIEMPO ORDINARIO- CICLO C -

Evangelio de Lucas 14, 1.7-14

CLUB NET


Foto: DOMINGO 1° DE SETIEMBRE 
SEMANA 22° DEL TIEMPO ORDINARIO- CICLO C -
 
Evangelio de Lucas 14, 1.7-14
 
CLUB NET - colorear


Foto: DOMINGO 1° DE SETIEMBRE 
SEMANA 22° DEL TIEMPO ORDINARIO- CICLO C -
 
Eclesiástico 3,17-18.20. 28-29: "Procede con humildad, hazte pequeño y hallarás gracia ante el Señor"
 
Salmo 67, 4-7.10-11: "Dios da libertad y riqueza a los cautivos"
 
Hebreos 12, 18-19. 22-24a: "Ustedes se han acercado a la Jerusalén celestial, la ciudad del Dios vivo"
 
Evangelio según San Lucas 14, 1.7-14

Dios se deleita en los humildes y derrama en ellos sus gracias y dones con abundancia bien recibida. El humilde se convierte en la buena tierra que da fruto al recibir la semilla divina.
El evangelio nos coloca delante de una enseñanza de Jesús en ocasión de una comida en casa de uno de los jefes de los fariseos (v. 1). Observando que los invitados ocupaban los primeros puestos, Jesús se dirige a todos los comensales recomendándoles no acomodarse en el primer lugar, sino ocupar siempre el sitio menos importante, de modo que cuando venga el anfitrión les invite a ocupar un mejor lugar, “lo cual sería un honor delante de todos los invitados” (vv. 8-10). Esta primera enseñanza de Jesús se basa sin duda en un proverbio del Antiguo Testamento: “No te des importancia ante el rey, ni te coloques entre los grandes; porque es mejor que te digan: ‘Sube acá’, que verte humillado ante los nobles” (Prov 25,6-7).

Jesús, sin embargo, no ha querido simplemente dar una norma de urbanidad, sino que ha transformado el antiguo proverbio bíblico en un una exhortación de carácter religioso y teológico. Su enseñanza, en realidad, constituye la regla para participar en el banquete del Reino. Es absolutamente necesario superar el orgullo, la autosuficiencia y el fariseísmo. Las condiciones ideales para el ingreso en el Reino son: la sencillez, la aceptación serena de la propia condición humana y la humildad. La condición de admisión al banquete del Reino de Dios se resume en una sola frase: “El que se engrandece será humillado, y el que se humilla será engrandecido” (v. 11). El Reino, el amor de Dios, la salvación, son dones gratuitos que el Señor concede a quien se abre a él sin pretensiones de grandeza. Para entrar en el Reino, el hombre debe renunciar a considerarse “justo” delante de Dios, debe rechazar todo intento de auto justificación. No son los propios méritos los que nos hacen obtener un puesto en la mesa de la comunión con Dios, sino que es su acción benévola y gratuita la que nos levantará de nuestra propia indigencia y nos dirá: “Amigo, sube más arriba” (v. 10).

La segunda parte de la enseñanza de Jesús, siempre en el contexto de aquella comida, está centrada en la gratuidad del amor y es destinada directamente al anfitrión y dueño de casa que lo había invitado a comer (vv. 12-14). Jesús le hace notar que invitar a amigos y parientes revela un amor fácil, espontáneo y un tanto estrecho. El Reino exige mucho más. Otra regla de oro para participar del Reino de Dios es abrirse a todos con un amor generoso y sin límites, un amor que da preferencia “a los pobres, a los inválidos y a los ciegos”, a los excluidos y marginados del mundo que no pueden dar nada a cambio.
Jesús propone una nueva forma de relacionarnos con los demás, no simplemente para quedar bien, buscando algún tipo de interés económico o social, o esperando algún tipo de recompensa de parte de los otros. El amor que anima la vida del discípulo es generoso y sin cálculos, desinteresado y dirigido con preferencia a los más pobres de este mundo. Aquí se encuentra la orientación de fondo de toda la praxis cristiana y la identidad fundamental de los hijos de Dios: “Si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores se prestan entre ellos para recibir lo correspondiente. Vosotros amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada a cambio; así vuestra recompensa será grande, y seréis hijos del Altísimo. Porque él es bueno con los ingratos y malos” (Lc 6,34-35).

Las dos reglas de oro del Reino que nos propone hoy el evangelio, la humildad y el amor gratuito, se refieren a las dos vertientes fundamentales de nuestra vida cristiana. La humildad sostiene y fundamenta nuestra relación con Dios; el amor desinteresado y universal sostiene nuestra relación con los demás. Quien está lleno de orgullo o apegado a los bienes materiales, será siempre incapaz de gozar de la fiesta del Reino y no podrá disfrutar nunca de la libertad del desprendimiento ni del gozo de la sencillez. Sólo quien vive delante de Dios como un pobre, y delante de los demás como hermano, podrá participar un día de la gozosa fiesta de la Jerusalén del cielo.


Foto: DOMINGO 1° DE SETIEMBRE 
SEMANA 22° DEL TIEMPO ORDINARIO- CICLO C -

Eclesiástico 3,17-18.20. 28-29: "Procede con humildad, hazte pequeño y hallarás gracia ante el Señor"

Salmo 67, 4-7.10-11: "Dios da libertad y riqueza a los cautivos"

Hebreos 12, 18-19. 22-24a: "Ustedes se han acercado a la Jerusalén celestial, la ciudad del Dios vivo"

Evangelio según San Lucas 14, 1.7-14: "Las dos reglas de oro del Reino que nos propone hoy el evangelio: la humildad y el amor gratuito, se refieren a las dos vertientes fundamentales de nuestra vida cristiana. La humildad sostiene y fundamenta nuestra relación con Dios; el amor desinteresado y universal sostiene nuestra relación con los demás."
Foto: DOMINGO 1° DE SETIEMBRE 
SEMANA 22° DEL TIEMPO ORDINARIO- CICLO C -

 Evangelio de Lucas 14, 1.7-14

Foto: DOMINGO 1° DE SETIEMBRE 
SEMANA 22° DEL TIEMPO ORDINARIO- CICLO C -
 
Evangelio de Lucas 14, 1.7-14

Foto: DOMINGO 1° DE SETIEMBRE 
SEMANA 22° DEL TIEMPO ORDINARIO- CICLO C -
 
Evangelio de Lucas 14, 1.7-14

Fuente: Facebook Catequesis para niños

Manualidad Tarjeta de Jesús saludando



Esta es una tarjeta que se abre, para que podamos escribir por dentro.



La imagen de Jesús:

1. Marcamos los moldes con lápiz negro sobre la cartulina de colores y los recortamos.
2.  Dibujamos lo que falta con marcadores de colores sobre cada pieza (por separado). Por ej: sobre la cartulina blanca de la cara, hacemos los ojos, la boca, la barba, etc... lo mismo con los demás.
3. Armamos el cuerpo de Jesús. Este es el orden: la cara blanca sobre el pelo. Este conjunto, lo pegamos sobre el cuerpo, y al final, pegamos la mano arriba dándole una cierta inclinación. 

Moldes

Fuente: elrincondelasmelli

domingo, 25 de agosto de 2013

Recursos Catequesis Infancia de Jesús


La anunciación a María 



José lleva a María a su casa.



María visita a su prima Isabel.

Jesús nace en Belén.


Los pastores reciben una Buena Noticia.

Del Oriente vienen unos Magos.





La Palabra de Dios se hizo hombre.



La huida a Egipto.



Jesús es presentado en el Templo.





Jesús perdido y hallado en el Templo.


Jesús ayudando en casa:





Presentación de Jesús en el Templo:

Pensando en Dios Padre:


Jesús entre los Maestros de la Ley:



Jesús perdido y hallado en el Templo:

Jesús visita Jerusalén:

 María enseña a orar a Jesús:



Jesús hace la paz:


Compartiendo en familia:


Jesús ayuda a José:


Acunado por María:


Jesús nace en Belén:


Jesús jugando:





Fuente: elrincondelasmelli

Quizás también le interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...